San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

ALERTA DE PLAGAS DE INTA PERGAMINO

Altas temperatuas y pocas lluvias y vientos en superficie, ideal para la arañuela roja en soja

ene. 14, 2018 10:33

en Inf. Agropecuaria

Diario La Mañana de Bolívar - Inf. Agropecuaria - Altas temperatuas y pocas lluvias y vientos en superficie, ideal para la arañuela roja en soja

Cuando haya presencia inicial de colonias en folíolos del tercio medio, no dude en enfrentarla a tiempo.

 

Arañuela roja en soja

(Por el ingeniero Nicolás Iannone)

Esta arañuela, Tetranychus sp., hasta el momento (principios de enero) sigue mostrando limitada presencia en pasturas, alfalfa, tréboles, y malezas como rama negra y plántulas de cardo entre otras; aunque también, de manera incipiente pero potencialmente muy peligrosa, en cultivos de soja de distintas zonas de la región pampeana.

Las condiciones ambientales del mes en curso podrían ser favorables al rápido desarrollo de esta temible plaga. Aunque es indudable que su desarrollo e impacto final dependerá, fundamentalmente, de la real ocurrencia de altas temperaturas, baja humedad ambiental y, sobre todo, de vientos arrachados y cálidos que faciliten su dispersión de un lote a otro y entre distintas zonas.

Importancia de la oportunidad del control

La arañuela roja en soja es una plaga calificada de manera vulgar a nivel de campo como una plaga "dura", "jodida", pero en realidad no es difícil. Porque no es difícil su control, pero…, eso sí, ¡hay que hacerlo a tiempo!, antes que sus daños se traduzcan en consecuencias irreversibles para esta oleaginosa. Y también, antes que su incremento poblacional explosivo la conviertan en una plaga fuera de control e inmanejable.

Es decir, si se espera hasta que el lote tenga un ataque generalizado el estrés fisiológico en la planta de soja, producto de la seca y agravado por el efecto de las arañuelas, muy probablemente no pueda ser revertido por la planta al presentar el síntoma de amarronado en sus folíolos (aspecto de tejido "rostizado", como si se hubiera pasado un lanzallamas).

Cuando la arañuela se generaliza en el lote y llega a afectar el tercio medio de la planta (generalmente comienza afectando desde abajo, progresando luego hacia arriba), el síntoma de folíolos totalmente "amarronados" será irreversible. O bien en el mejor de los casos, la recuperación sólo será mínima aunque posteriormente llueva en abundancia. Recuperación  de la soja que será muy limitada en tales condiciones, incluso después de haberse controlado eficientemente a la plaga.

La arañuela empieza en pequeños rodeos dentro del lote que se visualizan globalmente por una coloración más pálida en su inicio (se aprecian zonas más clareadas), coloración diferencial característica de los rodeos porque presentan mayor nivel de ataque o presencia de arañuelas, y por ende zonas con plantas que tendrán un estrés más intenso en comparación al resto del lote.

Falacias que complican la decisión

El comienzo de un lote con ataque de arañuela roja suele verse asociado a creencias o falacias que eventualmente terminan resultando en impensados agravantes de la problemática del cultivo. Una de ellas, sugiere al productor que los efectos iniciales en el cultivo son pura y exclusivamente causados por la seca (sobre todo cuando se “mira desde lejos”).

Se piensa, además, que los rodeos producidos en el lote son como consecuencia de un mayor impacto de la sequía debido a la menor calidad de suelos en dichos sectores, menor cobertura, etc., pero no debido a la arañuela. En suma, muchas veces “no se detecta” que en el lote hay un problema inicial de arañuela roja.

Sin embargo, en los casos de haberse determinado a tiempo el ataque inicial de arañuelas, la segunda presunción que conduce a otra falasia se basa en que como la suma del área con rodeos resulta mínima (los pequeños rodeos con el problema inicialmente suman una escasa superficie), se suele pensar, por consiguiente, que tal situación no justifica económicamente un control. Entonces, la decisión normalmente es “esperar a ver qué pasa”, con la esperanza que el panorama cambie...

Y sí, pero sobremanera con la persistencia de días sin buenas lluvias y altos registros térmicos el problema suele cambiar… aunque no en el sentido esperado. Dichas condiciones ambientales acentúan el estrés o la sequía favorable al desarrollo de la plaga, y el exagerado calentamiento de suelo y aire genera corrientes convectivas y vientos que favorece la dispersión de las arañuelas.

El crecimiento exponencial de la población de arañuelas y una rápida difusión de la plaga dentro y entre lotes provocará el rápido amarronado de las hojas, síntoma que indica un estado de la planta ya difícil de volver hacia atrás, por más que las arañuelas sean bien controladas.

Por lo tanto, el hecho que en un comienzo aparezcan unos pocos "focos", manchones o rodeos, y que el grueso del lote tenga un cierto "aspecto de normalidad", complica al productor decidir si resultará necesario realizar un control de arañuela roja en el cultivo. Sin embargo, y ante una posterior "explosión de la plaga" producto de la continuidad de condiciones óptimas que la favorecen, en pocos días puede sufrir la amarga sorpresa de que la situación ha tornado a grave y generalizada.

En tal caso, ante la nueva situación por el rápido deterioro de la soja, el productor puede quedar inmerso en la disyuntiva de saber si valdrá la pena gastar en una medida de control o no, pero en esta lamentable circunstancia debido al pobre potencial productivo que presenta, ahora, el cultivo.

 

Pautas para la toma de decisión:

Además de no haber niveles de daño económico para arañuela roja en cultivos de soja, se suma el difícil y engorroso registro a campo de la cantidad de individuos presentes de esta plaga en cada folíolo. No obstante hay una manera práctica de manejo a utilizar como guía o ayuda para la toma de una correcta decisión.

Para cultivos con cierto desarrollo, como es sabido tanto los trips como las arañuelas van colonizando las plantas desde abajo hacia arriba. Mientras las colonias estén sólo en el tercio inferior de las plantas no habrá necesidad de control. En cambio,  si se desarrollan colonias de arañuelas en el tercio medio de la planta, y/o se detecta la formación de tela en sus folíolos, o aparecieran síntomas de amarronado en el tercio inferior, será imperiosa la inmediata adopción de una alternativa eficiente para el control de esta plaga.

La presencia generalizada de arañuelas en el tercio medio de las plantas de soja, y peor aún en el tercio superior, estaría indicando que el lote está “pasado” para un oportuno tratamiento químico. Es decir, que en este caso no se evitará el impacto económico de la plaga, por más que controlemos eficientemente a la arañuela.

En Resúmen:

Observar plantas principalmente en los folíolos del tercio medio.

Aplicar un tratamiento insecticida ante la aparición de las primeras colonias de arañuelas en el tercio medio y/o al inicio de la aparición de tela.

Controlar SIEMPRE ANTES de que aparezca el “amarronado” en folíolos del tercio medio, o bien, con los primeros síntomas de amarronado en el tercio inferior.

Si hay presencia de muchos huevos de arañuelas (perlados e individuales, normalmente abundantes) conviene esperar unos días para aplicar cercano al nacimiento de las arañuelas.

Usar un buen producto Tensioactivo, con Antievaporante ¡SIEMPRE!, o con agregado de Aceite (tanto en aéreo como en terrestre)

Control de arañuelas:

Agregar buenos Adyuvantes al caldo

Antes de pensar en el insecticida a aplicar para el control de arañuela roja, será de suma importancia no olvidarse de agregar al caldo de aplicación un buen tensioactivo, preferentemente siliconado, usándolo a una dosis no inferior a la indicada en marbete. La importancia del mismo radica en la imperiosa necesidad de reducir fuertemente la tensión superficial de las gotas de aplicación a fin de que éstas no queden retenidas por la tela en su parte externa, mientras las arañuelas permanecen protegidas y “saludables” debajo de la misma.

Además de la función tensioactiva, que el caldo de aplicación también tenga acción antievaporante, fundamental en las aplicaciones diurnas a fin de minimizar la evaporación de las gotas ante las condiciones normalmente extremas que son características de tratamientos contra esta plaga. Así “protegidas” las gotas del caldo de aplicación, con funciones tensioactivas y antievaporantes, permitirán obtener alta eficiencia en el control de arañuelas, tanto en aplicaciones aéreas como en terrestres.

Usar productos residuales, ante condiciones favorables a la plaga

En cuanto a alternativas para el control de arañuelas, una de las más eficientes y conocidas a la dosis de marbete corresponde al activo insecticida y acaricida llamado Abamectina. Dicho activo está a nivel comercial bajo varias marcas y formulaciones.

En cuanto a formulaciones, se debe prestar mucha atención a la concentración en la que se encuentra el activo en el producto comercial que se adquiere. Abamectina viene formulado en concentraciones del 1,8% y del 3,6%. Una dosis de control eficiente para arañuelas es de 200 cc/ha del producto comercial que tenga una concentración del activo al 1,8%. Por lo tanto, en el caso de un producto comercial formulado al 3,6% la dosis equivalente (igual cantidad de activo por hectárea) será de 100 cc/ha.

Otros activos como Clorpirifós y Dimetoato, etc., generalmente a las dosis de 600 cc/ha, son alternativas insecticidas con buena acción sobre arañuelas, pero con limitado poder residual. Estos productos fosforados a la dosis mencionada muestran una residualidad no mayor a 5-7 días en el caso del Clorpirifós, y no mayor a los 8 días en el caso del Dimetoato. Abamectina en cambio presenta algunos días más de residualidad.

Aplicar contra arañuelas antes de un gran incremento poblacional

Debiera evitarse llegar a enfrentar situaciones en las que se tenga que realizar el control de arañuelas después de haber “explotado” la población de este ácaro, transformando a dichos lotes en “pasados” en cuanto a su oportunidad de control.

En dichos casos, la densidad poblacional es tan grande que aún logrando buena eficiencia de control la población remanente todavía resultaría importante, transformándose la misma en una fuente de infección in-situ, llegándose en pocos días a prácticamente la misma cantidad de arañuelasexistente previo al control (incremento de la densidad facilitado por su rápida o alta tasa de reproducción).

Observar la soja de cerca (no usar la chata como mangrullo…)

Otras veces, por no detectar la presencia de huevos de la plaga (fáciles de visualizar en la cara inferior de los folíolos), se produce una rápida reinfección de los lotes poco después de haber sido tratados contra arañuela. La no detección de los huevos de arañuelas se debe exclusivamente a la no observación de los folíolos de la soja.

Paralelamente, el uso de productos de escasa residualidad, agravada y acortada aún más por deficiencias de aplicación, también son causas frecuentes de un rápido desarrollo de nuevas poblaciones de arañuelas, a los pocos días de haber sido aplicados los lotes.

Tipo de plaguicida en relación a condiciones del cultivo

A manera de ejemplo, respecto a la decisión de usar un insecticida fosforado como Dimetoato, o de cualquier otro producto sistémico, se debieran tener presentes las condiciones del cultivo en cuanto a su actividad circulatoria.

Porque al tratarse de productos con actividad fundamentalmente sistémica, su eficiencia dependerá en gran parte del nivel de sistemia que presente y, éste, de lo activo que el vegetal se encuentre. Si por condiciones de sequía o fuerte estrés hídrico el cultivo se encontrara muy “parado” –fisiológicamente hablando–, debiera descartarse el uso del insecticida sistémico y más bien optar por una alternativa insecticida que presente acción translaminar (Clorpirifós, etc).

Otras alternativas y uso de mezclas

Existen alternativas eficientes  adicionales a las mencionadas, que se pueden usar en el control de arañuelas. Algunas de ellas no están registradas específicamente para esta plaga, así como también insecticidas en mezclas (producto formulado que contiene una mezcla de activos; y también mezclas de insecticidas en tanque).

Ante la sola presencia de arañuelas en el lote (sin la incidencia conjunta de otra plaga animal) no sería recomendable el uso de mezclas, técnica ni económicamente, a menos que los componentes de la misma muestren algún efecto potenciador de la actividad insecticida. Pero de manera primordial, el uso de las mezclas en tratamientos contra arañuelas resultará convenientemente aconsejada ante la presencia conjunta de una plaga adicional que por la densidad en la que se presenta también necesite ser controlada.

Plaga adicional que normalmente corresponde a un Orden de artrópodo muy diferente, como el lepidóptero. Ejemplo común de lo mencionado en soja sería un ataque conjunto de arañuelas e isocas. Sin embargo, en función de qué otra adversidad hay que controlar junto a arañuela, dependerá la mezcla a seleccionar.

Vale la pena advertir que, al recurrir al uso de una mezcla para el control conjunto de arañuela y otra plaga, habría que evitar el agregado de un piretroide como Cipermetrina, porque presenta efectos contrapuestos o no deseables sobre arañuelas y/o sus benéficos.

Cómo retardar su entrada al lote:

Inicialmente el grueso de las fuentes de infestación de arañuelas están en los bordes de los lotes (focos en cabeceras), también sobre malezas que son hospederas favorables existentes en el sector de alambrados, en banquinas o cunetas y costados de los caminos, así como en situaciones potencialmente más peligrosas cuando la soja linda con lotes de alfalfa y treboles.

Ante tal situación, y sobre todo ante la presencia de condiciones predisponentes para su desarrollo y difusión, conviene realizar una aplicación de manera perimetral del lote de soja, tratando también de cubrir varios metros en su alrededor donde las arañuelas estén concentradas en sus circunstanciales hospederas. De no cambiar radicalmente las condiciones de estrés hídrico, repetir la aplicación perimetral a la semana o diez días.

Dicha estrategia preventiva basada en tratamientos perimetrales, con arañuelas presentes en las borduras o en lotes linderos de trébol o de alfalfa, pueden permitir un significativo ahorro de insecticidas, así como proteger el normal desarrollo de la fauna benéfica dentro del lote, y al menos lograr una demora importante de la explosión e invasión de la plaga hacia el interior del cultivo.

Pizarra

Servicio temporalmente no disponible.

Mercado de Liniers

Sitio web de referencia: Mercado de Liniers

Precios del día:22/06/2018

Categ. Max. Min. Pro. Cab.
NOVILLOS Mest.EyB 431/460 44,00 30,00 40,36 615
NOVILLOS Mest.EyB 461/490 41,00 30,00 36,96 393
NOVILLOS Mest.EyB 491/520 40,00 32,00 37,44 239
NOVILLOS Mest.EyB + 520 37,00 34,00 35,17 164
NOVILLOS Regulares Liv. 41,00 31,00 36,03 85
NOVILLOS Regulares Pes. 32,00 32,00 32,00 1
NOVILLOS Overos N. 38,00 30,00 35,18 110
NOVILLOS Cruza Cebu + 440 31,00 31,00 31,00 8
NOVILLITOS EyB M. 351/390 45,70 35,00 41,82 678
NOVILLITOS EyB P. 391/430 45,70 35,00 41,98 1160
NOVILLITOS Regulares 35,00 32,00 34,03 87
VAQUILLONAS EyB M.351/390 43,50 25,50 37,72 307
VAQUILLONAS EyB P.391/430 42,00 25,00 36,76 305
VAQUILLONAS Regulares 38,00 25,00 31,36 42
TERNEROS 46,70 32,00 43,79 776
TERNERAS 46,00 29,00 41,62 914
VACAS Buenas 39,00 15,50 25,64 2170
VACAS Regulares 34,00 15,00 21,08 983
VACAS Conserva Buena 22,00 12,00 17,45 762
VACAS Conserva Inferior 20,00 13,00 15,79 1037
TOROS Buenos 35,00 18,00 22,82 281
TOROS Regulares 23,00 17,00 18,83 134
MEJ EyB 46,00 34,00 37,15 189
MEJ Regulares 27,00 25,00 25,01 25

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 26,50 27,50
Euro 32,10 33,10
Real 710,00 760,00
Ocurrió un error inesperado

Ocurrió un error inesperado

Descripción

Ha ocurrido un error al intentar procesar '/inf-agropecuaria/altas-temperatuas-y-pocas-lluvias-y-vientos-en-superficie-ideal-para-la-aranuela-roja-en-soja_a293297'.

Más información

Los administradores de este sitio ya fueron notificados de este error para que puedan solucionarlo a la brevedad.

Por favor, disculpe las molestias ocacionadas.